Inicio
Quienes somos
Filiales
Sitios relacionados
Información
Publicaciones
Servicios
Noticias
Contacto

Tiene usted distorsiones cognitivas

Otros temas

En el momento actual se mantiene la idea de que hay una interacción en los procesos psicológicos humanos. Los pensamientos, emociones y conductas, no se experimentan en forma aislada sino que se SUPERPONEN SIGNIFICATIVAMENTE, esto ocurre particularmente en el campo de las ALTERACIONES PSICOLOGICAS.

Los hechos (acontecimientos del mundo exterior) o mejor dicho, la forma en que percibimos los hechos, inter actúan con la evaluación que hacemos en pensamientos, emociones y conductas (acontecimientos del mundo interior). Una de las mayores contribuciones de la terapia racional emotiva que propuso Albert Ellis, Ph. D., Director of Institute for Racional Emotive Therapy, New York City. Al campo de la terapia cognitiva conductual, es la distinción entre CREENCIAS RACIONALES e IRRACIONALES.

Las CREENCIAS RACIONALES son cogniciones evaluativas propias de cada persona y con un sentido de tipo preferencial (aunque no absoluto). Se expresan en la forma de “Me gustaría”, “Quisiera”, “No me gustaría”, “Preferiría”, “Desearía”. Los sentimientos positivos de placer o satisfacción se experimentan cuando las personas consiguen lo que desean, por el contrario, los sentimientos negativos de displacer e insatisfacción (por ej. tristeza, preocupación, dolor, disgusto) se experimentan cuando no se consigue lo que se desea. Estos sentimientos negativos (cuya fuerza está estrechamente relacionada con la importancia del deseo) son considerados como respuestas apropiadas a los acontecimientos negativos que hayan podido ocurrir, pero no interfieren en la persecución de nuevas metas o propósitos. Estas CREENCIAS son RACIONALES por dos aspectos: 1° porque son relativas y 2° porque no impiden el logro de objetivos y propósitos básicos.

Por otro lado las CREENCIAS IRRACIONALES se diferencian de las racionales en dos características: 1° son absolutas (o dogmáticas) por naturaleza y se expresan en términos de “Tengo que”, “Debo”, “Debería”, “Estoy obligado a”, etc. y 2° en que provocan emociones negativas que interfieren en la persecución y obtención de metas (por ej. depresión, ansiedad, culpabilidad, miedo).

Las CREENCIAS RACIONALES son el fundamento de los comportamientos funcionales y sanos, mientras que las CREENCIAS IRRACIONALES están en la base de las conductas disfuncionales, de aislamiento, depresión, demora, alcoholismo, abuso de sustancias y otras.

DOS TENDENCIAS BIOLOGICAS BASICAS

Si atendemos a la terapia racional emotiva, todas las personas pueden hacer peticiones de carácter absoluto a sí mismos, a otras personas y al mundo. Sin embargo después de investigar más detenidamente estas peticiones podemos incluirlas en dos categorías principales de perturbaciones psicológicas:

a) PERTURBACIONES DEL YO
b) PERTURBACIONES INCOMODAS

En las PERTURBACIONES DEL YO una persona se hace peticiones a sí misma, a otros y al mundo, y si esas peticiones no se satisfacen en un pasado, presente o futuro, la persona puede llegar a perturbarse condenando su “sí mismo”. La auto condena incluye:
1. El proceso de dar una “reprimenda” negativa a “mi YO” y
2. Clasificar a “mi YO” como malo o infra valorarlo.

La alternativa racional y saludable a la auto condena es la auto aceptación, que implica el negarse a dar una reprimenda al YO (porque es una labor imposible debido a la complejidad de la persona, y porque normalmente interfieren en la consecución de nuestras metas y propósitos) y reconocer nuestros fallos.

En las PERTURBACIONES INCOMODAS la persona de nuevo hace peticiones a sí mismo, a otros y al mundo, pero se trata de órdenes dogmáticas que crean bienestar y condiciones de vida cómodas que deben existir. Cuando estas peticiones no se satisfacen en el pasado, presente o futuro, la persona se perturba. Tolerar el malestar con el fin de lograr nuestros objetivos y una felicidad a largo plazo es la alternativa racional y saludable a cualquier demanda de gratificación inmediata. Por lo tanto la AUTOACEPACION y un alto nivel de tolerancia a la frustración son los dos pilares básicos de un estilo de vida psicológicamente sano.

A continuación presentaremos lo que constituye una evidencia a favor sobre la base de la irracionalidad humana:
1) En potencia todos los humanos, incluidas las personas brillantes y competentes, demuestran tener los principales pensamientos irracionales. 2) Todos los pensamientos irracionales productores de trastornos (los absolutistas tengo que y debo) que se han descubierto en nuestra sociedad, también han sido encontrados en prácticamente todos los grupos sociales y culturales que se han descubierto en nuestra sociedad, también han sido encontrados en prácticamente todos los grupos sociales y culturales que se han estudiado en Historia y Antropología. 3) Muchas de las conductas irracionales que realizamos, como “el dejar para mañana lo que puedes hacer hoy” o la falta de auto disciplina, van en contra de las enseñanzas de nuestros padres, amigos y medios de comunicación. 4) Los humanos –incluso las personas inteligentes y brillantes- una vez abandonadas y superadas las irracionalidades, adoptan otras nuevas. 5) Las personas que se oponen con toda su fuerza a diversos tipos de conductas irracionales a menudo son presas de estas mismas irracionalidades. Los ateos y agnósticos predican filosofías profundamente religiosas y los individuos profundamente religiosos actúan inmoralmente. 6) Caer en la cuenta de los pensamientos y conductas irracionales ayuda a cambiarlos sólo parcialmente. Por ejemplo, hay personas que saben que beber alcohol en grandes cantidades es dañino, pero el hecho de saberlo no les conduce necesariamente a abstenerse de beber. 7) Los humanos a menudo recaemos en hábitos y patrones de conducta irracionales, incluso aunque hayamos trabajado mucho para vencerlos. 8) Las personas a menudo encuentran más fácil aprender conductas de autodestrucción que de auto valoración. De hecho, no suele haber problemas para comer más de la cuenta, pero sí para seguir una dieta sencilla. 9) Psicoterapeutas que debieran ser un buen modelo de racionalidad para sus pacientes, a menudo actúan irracionalmente en su vida personal y profesional. 10)Las personas con frecuencia se auto engañan creyendo que algunas experiencias negativas (divorcio, stress, y otros infortunios) no les van a ocurrir. LAS ALTERACIONES PSICOLOGICAS: Los terapeutas cognitivo - comportamentales (Beck, Rush, Shaw y Emery; Burns y Ellis 1984/85) han podido constatar un sinnúmero de distorsiones cognitivas algunas de las más frecuentes enumeramos seguidamente: 1. Todo o Nada: “Si fracaso en algún hecho importante, como no debo, ¡Soy un fracaso total y completamente indeseable!” 2. Salto a las conclusiones y a las seguidillas de negaciones: “Desde el momento en que los demás me han visto fallar, como no debiera haberlo hecho, ya me ven como un estúpido incompetente.” 3. Adivinar el futuro: “Se están riendo de mi porque he fracasado, y saben que debiera tener éxito, me despreciarán para siempre.” 4. Fijar la atención en lo negativo: “Como no puedo soportar que las cosas me vayan mal, y no deben irme mal, ya no veo nada bueno en mi vida.” 5. Descalificar lo positivo: ”Cuando me felicitan por las cosas buenas que he hecho, lo único que hacen es ser amables conmigo y olvidar las estupideces que no debiera haber hecho”. 6. Siempre y Nunca: ”Como mis condiciones de vida tienen que ser buenas y en realidad son malas e intolerables, siempre serán así, y yo nunca seré feliz.” 7. Minimización: “Mis aciertos en este juego son pura casualidad y no son importantes. Pero mis errores, que nunca debiera haber cometido, son un total desastre e inolvidables.” 8. Razonamiento emocional: “Cómo mi comportamiento ha sido tan pobre, y no debiera haberlo hecho, ¡Me oriento como un total incompetente, y mi sentimiento tan fuerte prueba que no soy bueno!” 9. Etiquetar y sobre generalizar: ”Cómo no debo fallar en un trabajo importante y lo he hecho ¡Soy un perdedor y un completo fracaso!” 10. Personalizar: ”Cómo estoy actuando peor de lo que debiera y ellos se están riendo, estoy seguro de que se están riendo de mí, ¡y eso es horrible!” 11. Estafa: ”Cuándo no hago las cosas tan bien como debiera y los demás todavía me aceptan y me apremian, “lo que soy es un estafador y pronto me daré las narices y les demostraré lo despreciable que soy en realidad!” 12. Perfeccionismo: ”Me doy cuenta de que lo he hecho bastante bien, pero debiera haberlo hecho perfecto y por lo tanto soy un incompetente!”

 

 


Neuroanatomía de las emociones
Que es una fobia
Fobia específica
Fobia social
Pánico
Pánico y agorafobia
Pánico y depresión
Disforia premenstrual
Trastorno de sueño
Trastornos del estado de ánimo
Episodios afectivos
Trastornos depresivos
Trastornos bipolares
Trastorno obsesivo
Trastorno de ansiedad generalizada
Trastorno por estrés post-traumático
Psicoeducación
Distorsiones cognitivas