¡Bienvenidos!
Información
Tr. Mentales

Adicciones

Agorafobia

Alzheimer
Ansiedad
Bulimia y Anorexia
Demencia vascular
Depresión
Disf. Sexuales
Esquizofrenia
Fobias
Juego Patológico
Tr. Adaptativos
Tr. Afectivo estac.
Tr. Bipolares
Tr. de Estrés
Tr. Exp. Intermit.
Tr. Obsesivo Comp.
Tr. de Pánico
Tr. de Personalidad
Tr. del Sueño
Psicofármacos
Artículos
Directorio médico
Links
 
Servicios
Grupos de Apoyo
Terapia Online
Humor
 
Sobre PsiquiatríaLatina.com
¿Quiénes somos?
Nuestra Misión
Opine sobre nosotros
Contáctenos
Recomiéndenos
Libros

 

Alzheimer

Los criterios internacionales de diagnóstico acorde al DSM-IV son los siguientes:  

A. Presencia de múltiples déficits cognitivos (intelectuales) tales como:

  1. Deterioro de la memoria (deterioro de la capacidad para aprender nueva información o recordar información aprendida previamente).
  2. Una o más de las siguientes alteraciones cognitivas:
    2.1. Afasia (alteración del lenguaje).
    2.2. Apraxia (deterioro de la capacidad para llevar a cabo actividades motoras, a pesar que la vía motora está intacta).
    2.3. Agnosia (fallo en el reconocimiento o identificación de objetos, a pesar que las vías sensoriales s e encuentran intactas).
    2.4. Alteración de la ejecución (p. ej., planificación, organización, secuenciación y abstracción).

  B. Los déficit cognitivos en cada uno de los criterios Al y A2 provocan un deterioro significativo de la actividad laboral o
       social y representan una merma importante del nivel previo de actividad.
 

C.  El curso se caracteriza por un inicio gradual y un deterioro cognitivo continuo. 

D. Los déficit cognitivos de los criterios Al y A2 no se deben a ninguno de los siguientes factores:

(1) Otras enfermedades del sistema nervioso central que provocan déficit de memoria y cognitivos (p. ej., enfermedad cerebrovascular, enfermedad de Parkinson, corea de Huntington, hematoma subdural, hidrocefalia normotensiva, tumor cerebral).(2) Enfermedades sistémicas que pueden provocar demencia (p. ej., hipotiroidismo, deficiencia de ácido fólico, vitamina  B 12 y niacina, hipercalcemia, neurosífilis, infección por HIV).(3) Enfermedades inducidas por medicamentos o drogas de adicción.

  E.  Los déficit no aparecen exclusivamente en el transcurso de un delirium. 

F.  La alteración no se explica mejor por la presencia de otro trastorno mental (p. ej., trastorno depresivo mayor,  esquizofrenia).  

Subtipos:

  • De inicio temprano: Si el inicio es a los 65 años o antes .
  • De inicio tardío: Si el inicio es después de los 65 años (anteriormente denominada Demencia Senil).
  • Con delirium: Si el delirium (estado confusional) se sobreañade a la demencia.
  • Con ideas delirantes: Si las ideas delirantes son el síntoma predominante.
  • Con estado de ánimo depresivo: Si el estado de ánimo depresivo es predominante (incluyendo los cuadros                   clínicos que cumplen todos los criterios para un episodio depresivo mayor).
  • Con trastornos del comportamiento: Si existen alteraciones significativas del comportamiento (p. ej., vagabundeo).
  • No complicado: Si ninguno de los síntomas antes mencionados predomina en el cuadro clínico actual.
Desde América Latina para el mundo
¡Exprésate!

¿Miedo a hablar en público?. Cuéntanos tu experiencia.

Revista Online

Subscribirse
Borrarse

Encuesta
¿Piensas que las terapias ayudan a mejorar el estilo de vida?
Ver Resultados
Si
No

(c) 2001. psiquiatrialatina.com Todos los derechos reservados
Esta web se ve mejor con resolución 800x600